Volví por caminos ciegos


Alguien me esperaba
cuando el alba ennegrecía
perdiendo la luz que caía de las estrellas.
Alguien me buscaba a paso lento
contando los días del pasado
y los triunfos que enarbolaron el fulgor.
Pero yo volvía por los caminos ciegos
que se abrían de veloces botellitas
que goteaban la vida y la muerte
para jugar con el azar en el infierno.

Sé que estás ahí
y que me esperas todos los días
para reunir esos tizones
que calientan el vacío,
pero has perdido la estrella de los vientos
y el origen que siempre llevabas encapsulado
para contar las cruces del adiós.
Y entonces no me hallarás
y no crecerás en el viento que cruje
porque desde entonces
levantando el otro futuro,
he venido por los caminos ciegos
que tus ojos han perdido.

E-mail: bajarlia@gmail.com
Copyright 2004/2015 - Juan-Jacobo Bajarlía

webmaster:
Diego Arandojo